En mitad de tanto fuego

ESTRENO: JULIO DE 2023

De Alberto Conejero, a partir de “La Ilíada” de Homero.

Director: Xavier Albertí
Reparto: Rubén de Eguía
Diseño de iluminación: Xavier Albertí y Toni Ubach
Producción: Miramedia y Festival Grec
Producción ejecutiva: Miramedia
Coordinación producción: Elena Martínez y Roser Soler
Resto del equipo en curso

Duración aproximada: 80 minutos

Deseo, guerra, deserción, poder, violencia, patria… Alberto Conejero comparte con el público la belleza, el misterio y la oscuridad de un poema épico a través del cual dialoga con la condición humana y enlaza épocas diversas. Combina voces del pasado y del presente. Lo hace a partir del personaje de Patroclo, compañero de armas de Aquiles. Un montaje que nos acerca a una obra fundamental de la literatura clásica griega, “La Ilíada”.

Teaser

Reseñas de prensa

El País (Raquel Vidales)

“La suma del autor Alberto Conejero, el director Xavier Albertí y el actor Rubén de Eguía da como resultado un espectáculo minimalista y exquisito”.

+ Leer reseña

En Platea

“La obra que nos presenta Conejero es tensa, dura y, en ocasiones, devastadora. Desde su inicio, el texto nos sobrecoge y nos agarra hasta llevarnos en los momentos más complejos del personaje, donde contando su historia sufrimos bajo el manto de sus lágrimas y una narrativa concreta que pinta en nuestra mente una escena llena de belleza y horror”.

+ Descargar reseña

La Rioja

“[Rubén de Eguía] protagoniza una inmersión tan honda en la historia, que transporta al público al propio campo de batalla, a las puertas de Troya. Y eso, sin decorado, sin vestuario, solo en el escenario, solo voz, gesto e iluminación”.

+ Descargar reseña

elPeriódico

“Rubén de Eguía toca el Olimpo actoral […]. El cuerpo a cuerpo le sienta bien, se crece en la distancia mínima que le separa de un público que vibra como una cuerda de violín con la precisión y los matices de su trabajo”.

+ Descargar reseña

Diario Crítico (José Miguel Vila)

“Rubén de Eguía, que, durante buena parte de los 75 minutos del espectáculo, permanece frente a frente con el público, en el proscenio, apenas a metro y medio de distancia, da una auténtica lección de interpretación, apoyado fundamentalmente en la voz, la emoción y el estremecimiento que recorre su cuerpo (contenido, en tensión interior…), y su alma, y que es capaz de transmitir con verdad a todo el público”.

+ Leer reseña

recomana.cat

“Tal y como ya hizo con ‘El cuerpo más bonito que se habrá encontrado nunca en este lugar’, Xavier Albertí transforma la pieza en un espectáculo oscuro y radicalmente minimalista, consciente de que la potencia de las palabras es tan arrolladora que no hace falta más”.

+ Descargar reseña

En Platea

“Mas allá del texto, otra gran atracción de En mitad de tanto fuego es el soberbio trabajo de Rubén Eguía, que se deja la piel a lo largo de 75 minutos dando un auténtico recital interpretativo. ¡Qué maravilla! El actor nos deleita con una actuación vibrante de principio a fin, llena de cambios de ritmo y de matices”.

+ Leer reseña

Time Out

“No es fácil lo que hace De Guía. Convierte un texto de gran vuelo lírico […] en un artefacto teatral de primera”.

+ Descargar reseña

Espectáculos BCN

“Xavier Albertí ha dirigido En mitad de tanto fuego y ha apostado por una dirección contenida, por limitar las emociones y el movimiento, para focalizarse en el relato. Y es que el texto es brillante, el actor es brillante, por tanto, no hace falta nada más”.

+ Ver reseña

El Teatrero

Albertí dirige de forma precisa y preciosa a Rubén de Eguía, un actor que prácticamente debutó con él y al que ha visto crecer a su lado. El catalán ha sabido entender a la perfección el hermoso texto de Conejero y, en su puesta en escena, le da todo el peso al poder a la palabra a través de la espléndida actuación de su protagonista”.

+ Leer reseña

El Apuntador

En mitad de tanto fuego es una canción de amor y de guerra; también un oratorio para las víctimas. El mito no entiende de cronologías, y la propuesta, atrapada en la eternidad de la epopeya –como un fuego que todavía arde–, se debe a una especie de circularidad para detenerse, finalmente, en un primer verso descabezado”.

+ Descargar reseña